/ by /   Noticias / 0 comments

Por qué es importante ducharse antes de entrar en la piscina (y no es sólo por higiene)

Ducharse antes de meterse en el agua es obligatorio en muchas piscinas públicas. ¿Pero sabes cual es el motivo?

No es sólo una cortesía higiénica hacia los otros bañistas, sino una medida importante para mantener la salubridad del agua.

El agua de las piscinas se trata con cloro y otros desinfectantes para matar las bacterias y evitar el contagio de enfermedades infecciosas.

El cloro reseca el pelo, la piel y su olor puede quedarse durante horas pegado al cuerpo aún después de una buena ducha, pero para la gran mayoría de la población la exposición a los niveles estándar de este desinfectante en las piscinas es inofensiva.

Lo que sí puede interferir con nuestra salud es la mezcla del cloro con otros productos químicos que los bañistas traen al agua y que generan un derivado dañino, la cloramina.

¿Cómo contaminamos el agua al bañarnos?

La orina es el ingrediente «añadido» más conocido. Un estudio reciente de la universidad canadiense de Alberta encontró en todas las piscinas analizadas restos de un edulcorante artificial que solo podía haber llegado allí a través de la orina.

Pero además, cada bañista aporta al agua su propia colección de químicos: además de restos de heces y sudor, portamos sobras de productos de higiene personal como cremas, champús, lociones y acondicionadores.

Todos esos componentes interactúan con el cloro de la piscina y forman compuestos orgánicos volátiles, potencialmente dañinos, que los bañistas pueden respirar y que pueden causar irritación en los ojos y en el sistema respiratorio, provocando ataques de tos o de asma.

Estos compuestos dañinos que se desprenden de las reacciones químicas en el agua pesan más que el oxígeno y forman una especie de «burbuja de cloramina»en la superficie de la piscina.

Además, los niños pequeños son los más expuestos a estos químicos nocivos porque tragan más agua.

Aunque no hay ninguna evidencia de que la exposición a estos químicos pueda causar problemas graves de salud, estos compuestos que se forman con la interacción humana tampoco se han estudiado en detalle y pueden afectar a unas personas más que a otras.

Ventilación y duchas

En 2013 el nadador olímpico estadounidense Caeleb Dressel tuvo que salir en una ambulancia de una competición junior en Carolina del Norte debido a la contaminación del aire en la piscina, según cuenta otro nadador olímpico, Mel Stewart, que lleva la página web swimswam.com sobre noticias del mundo de la natación.

Las piscinas al aire libre normalmente no tienen este problema porque los compuestos químicos dañinos pueden escapar fácilmente.

Pero en las piscinas interiores es el aire contaminado el que genera ese «olor» tan perceptible al entrar.

Para prevenir los daños para la salud del agua de las piscinas, el Centro para el Control y la Prevención de las Enfermedades de Estados Unidos recomienda ducharse antes y después de bañarse para retirar de la piel los gérmenes y los restos de los productos de higiene.

Y por supuesto no orinar ni tragar agua, dos obviedades que no obstante son difíciles de evitar con los nadadores más pequeños.

BBC MUNDO
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
/ by /   Noticias / 0 comments

AQUASOL ALBERCAS

En Aquasol Planeamos y construimos tu alberca, creando para ti espacios acuático-integrales, prácticos, funcionales, cómodos y bellos, compatibles con tu entorno, y dotados con todo lo necesario para satisfacer tus gustos y necesidades.

Conoce más de nuestros proyectos visitando nuestro portafolio.

Aquasol

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
/ by /   Noticias / 0 comments

4 ejercicios con el churro de la piscina para entrenar en verano

Vamos a trabajar pectorales y piernas, abdominales, tren inferior, ejercicios de equilibrio, con un elemento tan básico que te sorprenderá no haberlo hecho antes.

En vacaciones se dejan atrás las rutinas de ejercicio más exigentes, pero si necesitas o quieres mantener cierto nivel de entrenamiento, de manera moderada, hoy te vamos a contar 4 ejercicios con el churro de la piscina que no sabías que podías hacer.

Hemos consultado con los expertos de Zagros Sports definen quienes nos han dado las pautas para, con al menos 30 minutos de entrenamiento al día, mantener el cuerpo en su nivel de resistencia y tono muscular para evitar un periodo de adaptación al ejercicio más o menos largo hasta el mes de septiembre.

Estos ejercicios están indicados “para quienes buscan compensar la mayor ingesta calórica propia de las vacaciones y activar el organismo a través de una actividad física moderada, son ejercicios de tonificación con un churro en piscinas donde el agua no cubra”.

Pectorales y piernas

“Para ejercitar la zona pectoral y las piernas, se agarra el churro con las manos por el centro y se hunde a la vez que se abren las piernas. A continuación, se flexionan los brazos para que el churro regrese a la superficie a la vez que se cierran las piernas”, nos cuentan.

Tren inferior

“Desde la posición anterior, se lleva el churro a la espalda y se hunde. Mientras flota, se trabajan las piernas dando patadas al frente. Así se estarán tonificando todos los músculos de las extremidades”, explican.

Abdomen

“Se agarra el churro con las manos y se aproxima al pecho. Desde esta posición, se debe permanecer flotando en el agua y pedalear con las piernas como si se tratara de una bicicleta. Se debe buscar un ángulo intermedio para pedalear en flotación y tonificar los músculos abdominales”, recomiendan.

Procura que el abdomen no esté ni en 90º ni en 180º con respecto a nuestras piernas.

Equilibrio

“Se pisa el churro con ambos pies y se comienza a saltar evitando que se escape. Junto con el equilibrio estaremos activando el core o parte central del cuerpo”.

Para completar la rutina de entrenamiento es aconsejable dedicar unos 10 minutos a la natación, como ejercicio aeróbico, para aumentar las pulsaciones, cuidar la salud cardiovascular y mejorar la resistencia.

Además, podrás incluir a tus hijos o sobrinos en tus rutinas de entrenamiento en la piscina mientras ellos se divierten viendo tus posturas e imitándote.

Laura Martín

Deporte y vida

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
/ by /   Noticias / 0 comments

Las ventajas de tener tu propia piscina

Con la llegada de la primavera y el buen tiempo, parece que a todos nos sube el ánimo y nos sentimos con más energía e ilusión por disfrutar del aire libre. Esto hace que muchas personas  que tienen la inmensa suerte de poseer una casa con terreno suficiente se planteen la posibilidad de instalar una piscina y recurran a especialistas en su instalación y construcción, tales como la empresa Piscinas DTP.

Las ventajas de tener tu propia piscina en casa son innumerables, y entre ellas podríamos señalar las siguientes

  • En los días calurosos de verano, siempre será el lugar más refrescante y apetecible de toda la casa, por lo que tendremos que prestar especial atención a la hora de escoger su ubicación en el jardín, ya que deberá estar situada en un lugar donde reciba la mayor cantidad posible de horas de sol.
  • Es un lugar de reunión para la familia, ya que de ella disfrutan tanto los niños como los adultos, por lo que se convierte en un punto de encuentro y diversión familiar.
  • Tendrás la sensación al llegar a casa del trabajo y la rutina diaria de poder relajarte y desconectar, por lo que será como estar de vacaciones permanentes, pues la opción de relax es total.
  • Para los niños y adolescentes será su lugar de diversión y disfrute con los amigos, donde podrán organizar juegos con las colchonetas, con la pelota, partidos de tenis, de encestar, competiciones de natación, etc.
  • En el caso de los adultos, siempre será el lugar de reunión y el más adecuado para charlar animadamente y tomar unas copas o refrescos con familiares y amigos, ya que es un lugar agradable y de descanso.
  • Es un espacio también ideal para todo tipo de fiestas y celebraciones, y será la excusa perfecta para en torno a ella organizar comidas y cenas.
  • Es muy beneficiosa para la salud, pues de este modo no tendremos excusas para no hacer deporte, ya que en ella podemos practicar la natación, en sus diversos estilos (como son braza, mariposa, espalda), y también hacer ejercicios de aquagym, con lo cual ayudaremos a mejorar la circulación sanguínea y fortalecer la musculatura de nuestro cuerpo y, sobre todo, la espalda, tan castigada en nuestros días, ya que los músculos trabajan sin que apenas lo notemos, puesto que nuestro cuerpo en el agua pesa la sexta parte de su peso total, con lo cual los movimientos son más suaves y resultan más fáciles de realizar.
  • Como decoración del jardín la piscina siempre ocupará un lugar muy importante y señalado, pues alrededor de ella se pueden organizar varias zonas, como por ejemplo, una zona para tomar el sol con tumbonas y sombrillas; un bar para tomar unos refrescos, unas copas; un porche o una pérgola con una mesas y sillas para organizar comidas, cenas, etc. Además de poner sumarle las zonas verdes con césped, maceteros con plantas, rocallas, etc.
  • Si en un lateral de la piscina, o incluso en dentro de la misma, incluimos un jacuzzi, la sensación de placer y relax se multiplicaría.
  • En el caso de que la piscina sea cerrada y climatizada, y si está ubicada en el interior de la vivienda, muchísimo mejor, pues nos daría la posibilidad de poder utilizarla durante todo el año.

La piscina como una inversión

Además de todos los beneficios señalados, también se puede considerar la piscina como una inversión, ya que es un extra importante y de calidad de nuestra vivienda, por lo que le va a conferir un valor añadido. Hay que tener en cuenta que muchas familias prefieren hacerse su propia casa si tienen un terreno que comprar una construida al gusto de otra persona y tener que reformarla para adaptarla a sus preferencias. A la hora de vender, el incluir un extra de este tipo, casi de lujo, supondrá una gran ayuda en caso de querer cambiarnos de casa o simplemente de querer venderla para obtener ese beneficio económico.

El diario 24

Alba Jiménez

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
/ by /   Noticias / 0 comments

Cinco consejos para disfrutar de las piscinas de forma segura

De vigilar los cambios bruscos de temperatura a bajar por la escalera, distintos consejos mejoran mucho nuestra vida dentro del agua.

En vista de las elevadas temperaturas que de nuevo sacuden toda España, nace la necesidad de buscar todo tipo de formas de aliviar el calor, ya sea en casa con el ventilador o el aire acondicionado o con un buen chapuzón en playas y piscinas.

No todo el mundo puede gozar de tener una playa cerca de casa, por lo que a menudo la única opción es recurrir a las piscinas, ya sean privadas o públicas.

Sin duda es una opción magnífica y divertida para pasar el verano, pero siempre con cuidado. Lamentablemente, es raro el verano que no se salda con algún triste accidente que podría haberse evitado si se hubiesen seguido algunos sencillos consejos.

Cuidado con los cambios de temperatura

Los cortes de digestión son uno de los grandes temores de la temporada estival, especialmente para las madres, que a menudo prohíben a sus hijos bañarse hasta que hayan pasado dos horas después de su última comida.

Y realmente sí que es necesario tener cuidado con los cortes de digestión, pero no exactamente como la mayoría de la gente cree.

Este tipo de accidentes son el resultado de un cambio brusco de temperatura que genera una reacción cardiovascular que a su vez provoca al afectado náuseas, mareos e incluso en algunos casos la pérdida del conocimiento.

Si para colmo la persona en cuestión acaba de comer, buena parte de su sangre se encuentra ayudando a la digestión, por lo que llegará en menor proporción a otras zonas, como el cerebro.

Como resultado, si un niño acaba de comer a 40º a la sombra y se tira de bomba al agua, podría tener este tipo de reacción, pero también si ha pasado las últimas horas jugando y sudando, sin haber probado bocado.

Por lo tanto, la solución no reside tanto en dejar pasar el tiempo después de la comida como en entrar al agua poco a poco, mojando primero las zonas más delicadas, como la cabeza.

No orinar en las piscinas

A pesar de que las piscinas públicas cuentan con vestuarios y baños en los que cualquiera puede hacer sus necesidades, muchos prefieren orinar dentro del agua, dejando que el resultado se diluya discretamente en ella.

El propio Michael Phelps, campeón de natación, reconoció en una entrevista hacerlo a menudo. Sin embargo, más allá de lo escatológico que resulta, también puede ser un hábito peligroso.

Según un estudio publicado por la Sociedad Americana de Química, dicho peligro se debe a una reacción que tiene lugar entre el cloro utilizado para limpiar el agua y la urea, presente en fluidos corporales como la orina.

Como resultado, se puede generar tricloramina o cloruro de cianógeno, ambos compuestos que pueden afectar negativamente al corazón, los pulmones o el sistema nervioso.

Por lo tanto, la mejor forma de evitar esta toxicidad, que puede ser peligrosa tanto para el que comete el error como para quienes le rodean, es salir un momentito del agua y usar los baños públicos, que para eso están.

Mejor por la escalera

Uno de los grandes peligros de las piscinas es la afición de niños y no tan niños a tirarse de cabeza, sin comprobar primero cuál es la profundidad del agua.

Esto puede resultar peligroso por dos razones. Por un lado, podría producirse uno de los mal llamados ‘cortes de digestión’ mencionados anteriormente, por el cambio brusco de temperatura.

Por otro, podrían producirse traumatismos graves al tocar el fondo en la caída.Esto se extrapola también a playas con rocas o acantilados, en los que una pequeña imprudencia puede salir muy, pero que muy cara.

Los peligros del golpe de calor

Tanto en piscinas como playas o cualquier otro lugar al aire libre, el verano es una época muy peligrosa en lo que a golpes de calor se refiere.

Este tipo de afecciones se dan cuando el calor y la humedad son tan altos que el organismo no da abasto para refrigerarse a través de la evaporación del sudor, de modo que la temperatura corporal se eleva por encima de las tasas normales.

Por lo tanto, la mejor forma de prevenirlo es evitar la exposición al soldurante las horas de máxima temperatura y, además, beber mucho líquidopara favorecer la producción rápida de sudor.

Los niños no deben cuidar de los niños

Finalmente, y aunque parezca una obviedad, es necesario vigilar a los niñosen todo momento, pues son demasiado pequeños para comprender por sí mismos  todas las medidas de prevención necesarias para evitar accidentes.

Por eso, deberán permanecer vigilados en todo momento por un adulto, pero nunca por un niño de mayor edad; pues, al fin y al cabo, tengan los años que tengan, los niños no dejan de ser niños.

Siguiendo todas estas normas y, por supuesto, usando siempre protección solar, la piscina se puede convertir en una forma divertida, accesible y segura de combatir el calor que aún está por venir. Disfruten del verano.

El Español

Azucena Martín

  •  
  •  
  •  
  •  
  •